MEMENTO MORI

“Recuerda que eres un hombre, no un Dios... y que algún día morirás”
Las construcciones se deterioran, es un reflejo del ser. Mientras, la fuerza de la naturaleza se apodera de ellas y va ganando terreno al asfalto...o por el contrario, el asfalto gana terreno a la naturaleza...todo por obra del humano. En ocasiones se siente rodeado por sus semejantes en un entorno creado por sí mismo...en otras siente la llamada de la tierra y por lo tanto la necesidad de volver a sus raíces. En cualquier caso, el ser “nace solo y muere solo”.
El hombre debe recordar que “es un hombre y no un dios y algún día morirá”, así pues, yo me pregunto:
“¿Cuál sería la última visión del mundo si mañana desapareciese la especie humana?”.